Razones por las que realizar el mantenimiento de tu caldera en verano

Todos sabemos que las calderas tienen dos funciones, calentar nuestro hogar manteniendo una temperatura óptima y no menos importante elevar la temperatura de nuestra agua sanitaria. 

El mantenimiento de la caldera es una parte muy importante, ya que el evitarlo o retrasarlo te puede traer muchos dolores de cabeza sobre todo en invierno. Claro está que dicho mantenimiento debe realizarse por un técnico cualificado y preparado, ya que ellos tienen la formación específica y conocen los puntos clave de desgaste, encargándose de revisar la tanto la caldera como la instalación de la misma. En estas revisiones se buscan los puntos en avanzado estado de desgaste,  o se encuentren en un punto crítico de deterioro evitando así la llegada de una avería cara, costosa y una gran incomodidad, ya que si esta se produjera en invierno nos privaría de la climatización de nuestro hogar y de agua caliente. Cabe recalcar que el reglamento de instalaciones térmicas de edificios considera obligatoria una revisión cada dos años Según Real Decreto 238/20103 del 5 de Abril.

A continuación, te explicamos todas las ventajas de hacer este mantenimiento en verano:

La agenda de nuestros técnicos en verano es mucho más ligera, con lo que nos facilita cuadrar una fecha con el cliente más fácilmente que en las épocas de frio.

La parada de la caldera siempre es más llevadera en verano, ya que, aunque no se deje de usar el agua caliente totalmente, el prescindir de ella no supone una mayor molestia, ya que en esta época no usamos la caldera para la climatización del hogar y el prescindir de agua caliente no conlleva una gran molestia.

Gracias al mantenimiento conocemos el estado de la instalación de gas y los aparatos conectados a ella, siempre es mejor conocer el nivel de desgaste y la necesidad de reparación o sustitución antes de llegar la época de frio.
En caso de necesidad de sustitución de la caldera es más fácil encontrar una oferta que se adapte a nuestras necesidades en verano, o en la entrada del invierno, ya que en esta época suelen surgir las ofertas sobre estos dispositivos.

Si tuviéramos una avería en invierno por falta de mantenimiento, la necesidad del uso de calefactores eléctricos subiría notablemente nuestra factura eléctrica. Además, hacer hincapié que el mayor consumo eléctrico es generado por los dispositivos resistivos (dispositivos encargados de transformar la corriente eléctrica en energía calórica).

Con todo esto te invitamos a que visites nuestra web http://invernalia.eu/ donde encontraras todo lo necesario para la climatización de tu hogar, además de grandes descuentos y oportunidades únicas.

 Volver a Noticias